migrana dolor de cabeza

Las mujeres primeras víctimas del dolor de cabeza

En la actualidad se ha determinado un porcentaje que está subiendo de mujeres que padecen de este terrible padecimiento que es el dolor de cabeza, y en donde se evidencia mayor cantidad de féminas es en los países que se encuentran desarrollados. Se estima que, de cada 10 personas, seis son femeninas, estas son las primeras en padecer dolores de cabeza.

Por tal razón, es prioritario que las mujeres tengan conocimiento o sepan reconocer los diferentes dolores de cabezas que existen y detectar cual es el que está padeciendo, adicionalmente saber sobre los síntomas, las posibles causas que lo inicia y los tratamientos que se pueden tomar.  

La migraña

Los expertos en la medicina han afirmado que todos los dolores de cabeza son totalmente diferentes, se puede tener uno que sean síntomas de posibles enfermedades o simplemente el dolor en dicha zona. Se tiene que el dolor de cabeza puede llegar a ser leve o muy serio, en cualquiera de los dos casos se debe acudir con un especialista para poder ser tratado.

Se debe estar muy atentos en qué momento inicia los dolores de cabeza y por qué motivo se presenta, se debe en pocas palabras aprender a identificar y de esa manera se puede colaborar con el médico para poder conseguir el tratamiento adecuado y solventar dicha dolencia.  

El primer tipo de dolor de cabeza es la migraña, esta es muy común en la población. Este se caracteriza por ser un dolor persistente y palpitante, a medida que se realizan movimientos físicos este empeora cada vez más.

 La migraña cuando es muy acentuada produce sensaciones de náuseas y puede llegar al vómito, se tiene mucha sensibilidad a la luz y a los ruidos muy fuertes. Adicionalmente puede ocurrir síntomas como temblores, mareos y las manos se colocan totalmente frías.  

Las causas de la migraña se direccionan a los hábitos alimenticios, ya que algunos alimentos pueden ocasionar la migraña, entre los alimentos que lo produce es los quesos curados, el chocolate negro, el vino, la cerveza, la leches y otros más.

El tratamiento básico es colocar una bolsa de hielo en la zona, y estar acostado con los ojos cerrados y lejos de sonidos fuertes, adicionalmente puede tomar analgésicos o tés naturales como el de espliego o lavanda.