Pastillas anticonceptivas, beneficios y efectos secundarios

Las pastillas anticonceptivas son uno de los métodos anticonceptivos más utilizados a nivel mundial, empleado por más de 100 millones de mujeres.

Fue creado en los Estados Unidos durante la década de los 60 y desde entonces, se ha perfeccionado a fines de reducir el riesgo y los efectos secundarios, para posicionarse hoy en día con una efectividad del 99% en la prevención de un embarazo, cuando se suministra adecuadamente.

¿Cómo funcionan las pastillas anticonceptivas?

En principio, existen dos tipos de píldoras anticonceptivas, las que únicamente contienen progestágenos, y las que combinan estrógeno y progestágeno, quienes son las más utilizadas. Ahora bien, estas sustancias son versiones sintéticas similares a las hormonas naturales que produce una mujer.

La píldora se encarga de intervenir el ciclo menstrual evitando la ovulación, es decir, el desprendimiento del óvulo, el principio básico, consiste en que la mujer no puede quedar en cinta, ya que al evitar la ovulación no hay ningún óvulo para fecundar. 

Lo que viene acompañado de otros efectos como el adelgazamiento del endometrio, y el aumento de la densidad en la mucosa cervical, evitando que los espermatozoides lleguen al óvulo.

Beneficios de las pastillas anticonceptivas

  • Alta tasa de efectividad en la prevención del embarazo.
  • Mejora el acné.
  • Descenso del riesgo de presentar cáncer de ovario y de endometrio.
  • Regulación del ciclo menstrual.
  • Disminución o eliminación del síndrome pre menstrual.
  • Disminuye el riesgo de osteoporosis.

Efectos secundarios de las pastillas anticonceptivas

  • Sangrados entre periodos menstruales.
  • Cefaleas.
  • Náuseas.
  • Inflamación de los senos.
  • Cambios en el estado de ánimo.

Estos síntomas suelen aparecer durante los primeros dos o 3 meses de uso, ya que si se intensifican o prolongan lo mejor es acudir a un ginecólogo. 

Cabe destacar, que la elección de la píldora, debe ser realizada por un especialista y la mujer debe tomarla adecuadamente, de lo contrario la protección no estará garantizada.

Finalmente, recuerda que la decisión del método anticonceptivo es de carácter personal.